<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-KJ4LCR" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Cantidad vs calidad en el marketing online. ¿Cuánto más mejor?

DigitasLBi

Julián Sánchez

Cantidad vs calidad en el marketing online. ¿Cuánto más mejor?

Julián Sánchez, responsable de SEO y Web Analytics de Digitaslbi, explica en este texto como en marketing en muchos casos hacer más no implica mejores resultados, sino desarrollar cada estrategia en el momento adecuado y con los medios adecuados.

En el circo del marketing online en el que nos encontramos actualmente seguimos hallando grandes discrepancias entre inversión (ya sea económica, de tiempo o esfuerzo) y resultados. Dejando al margen la, todavía muy problemática, medición del ROI en ciertos canales tanto online como offline y el hecho de que algunas inversiones se realizan solo por puras creencias (ya sean firmes o falsamente infundadas), tenemos la certeza de que en muchos casos hacer más no implica mejores resultados.

Está claro que generar más contenido, por ejemplo, puede llegar a ser una manera de obtener mayor número de visitantes y por tanto de generación de leads o ventas como apunta Hubspot en este artículo. Resulta evidente que la inversión realizada para poder redactar y difundir esta cantidad de artículos aumentará nuestra visibilidad en buscadores a la vez que, multiplicaremos las puertas de entrada a nuestros potenciales clientes; pero las conversiones o leads generados nunca van a crecer al mismo ritmo.

De hecho, en ocasiones, ese aumento de la visibilidad y tráfico hacia nuestros portales provendrá de un público menos cualificado respecto a nuestros productos o servicios. Al margen, claro está, del desafío creativo que puede suponer, dependiendo del nicho, escribir tres artículos al día. El presupuesto, dependiendo de la empresa puede ser demasiado reducido como para alcanzar la “cantidad” deseada. Teniendo en cuenta los recortes vividos en los últimos años, se antoja primordial saber de dónde podemos retirar la inversión reduciendo al mínimo los efectos negativos en los resultados.

Teniendo en cuenta los recortes vividos en los últimos años, se antoja primordial saber de dónde podemos retirar la inversión reduciendo al mínimo los efectos negativos en los resultados.

Lo mismo podemos decir de la viralidad en redes sociales. Hemos visto muchísimos ejemplos de tweets geniales, lanzados en el momento justo, con ideas brillantes que alcanzan números estratosféricos. ¿Y cómo medimos la repercusión en el negocio? ¿En la imagen de marca? ¿En las ventas? Complicado. ¿Es útil y producente estar todo ese tiempo “a la que salta” en Twitter, Facebook, Google+, Instragram, Pinterest, etc.? ¿Todos los canales disponibles son adecuados para nuestro negocio? ¿Ofrecen la segmentación necesaria para enfocarnos a nuestro público target?

Por descontado 2015 será un año cargado de novedades digitales, nuevos caminos por explorar, nuevas oportunidades que aprovechar en el campo del marketing digital pero quizá también pueda ser un año en el que reflexionar. Poner todos los huevos en la misma cesta nunca ha sido una buena elección; pero no saber dónde poner el huevo y solucionarlo colocando huevos en todos los canales existentes, tampoco parece ser la mejor opción.

Julián Sánchez

Julián Sánchez

SEO Y WEB ANALYTICS EN DIGITASLBI ESPAÑA

SIGUIENTE

Qué nos deparará 2015 en marketing digital